Parroquia de Santa María de los Sagrados Corporales de Daroca

Museo de los corporales.

 

Instalado en lo que fueron sacristía Mayor y  sala Capitular de La Basílica de Sta. María de Los Sagrados Corporales, su construcción data de los primeros años del SXVII. Fueron costeadas por el Arzobispo de Zaragoza, D. Martín Terrer de Valenzuela, cuyos blasones adornan las esquinas y su retrato preside la vieja sacristía. A ellas se le añaden  otras dos salas que fueron empleadas como sacristía y almacén tras las reformas de 1.939 y habilitadas entre 2.001 y 2.003 por los arquitectos Fernanado Aguerri y Javier Ibarguen.

El primitivo Museo fue obra de los hermanos Albareda, inaugurado el 29 de Marzo de 1.939, coincidiendo con el VII centenario del Milagro de Los Corporales. El nuevo se inauguró el 11 de octubre de 2.003, ampliándose con dos salas, una dedicada al textil y otra a la orfebrería. Contó con la colaboración de entusiastas ciudadanos de Daroca, como la de José A. Romero Iñigo, para el montaje y la colaboración de la historiadora de los textiles Rosa M. Martín i Ros, todos ellos bajo la dirección del P. Juan Pablo Pastor, párroco de Sta. María.

Posee cuatro salas, la de ORFEBRERÍA, GOTICO ARAGONES, SALA DE LOS RETABLOS, y la dedicada a TEXTIL.

SALA DE ORFEBRERIA

 

 

La importancia de esta sala, viene dada no solo por la arqueta (S.XIII), la Custodia de Los Corporales,(1.384 de Pere Moragues), sino por estar aquí representado toda una serie de ajuar sacro muy completo, cuya antigüedad y continuo empleo se remonta desde el S.XIII, hasta nuestros días.

Recoge una colección de gran valor artístico, arqueológico y cultural, ya que contiene la evolución artesana de Daroca y sus importaciones. Muchas de estas piezas son de punzón darocense, porque Daroca fue sede de importantes talleres de plateros en la época medieval. También se exponen piezas de punzón zaragozano de los S.XV al XIX.

Mención especial merecen dos cálices góticos  con esmaltes , un lignun crucis y dos cruces procesionales de plata del mismo estilo.


Contiene además varias cruces proto-renacimiento de notable trabajo, bandejas petitorias, dinanderies de los S.XV y XVI. Tres  valiosas custodias, una de ellas empleada en la procesión del día del Corpus Christi, cálices y copones de distintas épocas y estilos que nos llevan hasta el barroco ampliamente representado, en un ajuar de altar, con su cruz de mesa, candeleros, brazos relicario, vinagreras, sacras, etc.

 

SALA CAPITULAR

 

 

En lo que fue sala capitular de la Basílica podemos contemplar una colección de tablas de primer orden que son una buena muestra del gótico aragonés en su punto culminante como por ejemplo:


Un calvario fechado alrededor de 1.447 atribuido a Bartolomé Bermejo por Post y realizado en la época más madura del pintor que vivió y casó en Daroca. Es el ático del retablo de Sta . Engracia.

Una tabla que representa a la santa, con suntuosos vestidos de la época , seguramente del mismo retablo, se sabe que las restantes se hallan desperdigadas en diversos museos como el Garned de Boston, colecciones particulares en Madrid y  el de  San Diego (California).

Una predela de S. Onofre, San Pedro Mozonzo, La Resurrección, San Braulio y Sta Catalina de Siena. Es un oleo sobre tabla realiza en 1.477  por Bermejo y que parece ser pertenece también al retablo que nos ocupa.


Otra tabla que representa a S. Fabián y perteneciente al retablo de San Fabián y San Sebastián, atribuida al Maestro de Morata del último cuarto del S.XV.


Una Epifania manierista del S.XVI , anónima que se halla dentro del estilo de los rafaelistas flamencos.

 

 

SALA DE LOS RETABLOS

 

Preside esta sala un retrato de D. Martín Terrer de Valenzuela de época barroca y que puede fecharse hacia 1.675.


Se pueden admirar además tres retablos procedentes de las parroquias extintas de Daroca.


El de S. Pedro. Fue el altar mayor de la iglesia parroquial del mismo nombre derruida a principios del S.XX. Está Atribuido a Tomás Solana, es gótico internacional de principios del S.XV


El de San Martín. Realizado por Martín Bernat hacia 1.475.


El de Santo Tomás, de estilo hipano-flamenco de escuela aragonesa, es una de las obras más características atribuidas al Maestro de Morata de Jiloca que siguiendo al línea de Huguet trabajó en el último cuarto del S.XV.



Recientemente se ha incorporado a esta sala el magnífico palio llamado del Corpus Christi, regalo a la ciudad a principios del S.XVII, por  su mecenas Obispo Terrer de Valenzuela.

 


SALA TEXTIL


En la planta superior de este museo podemos admirar una de las mejores colecciones y mas completa, de indumentaria litúrgica de Aragón, tanto por la calidad de las piezas expuestas como por su cantidad.

Debido a su uso continuado a través de los tiempos la mayoría de ellas han sufrido manipulaciones, transformaciones y reutilizaciones, que nos hablan de su historia.

Están ordenadas cronológicamente abarcando desde el S.XIII al XIX

En la primera vitrina, destacan:

La capa de S. Miguel, de mediados del S.XV de estilo hispano flamenco, cuyo capillo lleva bordados ángeles portadores de los atributos de la pasión y en el escapulario la imagen de S. Miguel Arcángel.

El Terno de Los Corporales, casulla, capa, dalmática y collarines.
La Capa de La Virgen del Pilar, de principios del S.XVI. Procede de la iglesia de Santiago, y en su capillo está representada la aparición de La Virgen en el Ebro al Apóstol.

Terno de Santiago y Las Veneras. Casulla, dalmática y collarines. Brocatel, fondo raso con tramas suplementarias de oro anillado, el fleco de pasamanería de oro y plata es de la segunda mitad del S.XVI . Procede de la extinta parroquia de Santiago.

Un repostero con el escudo de los Corporales. Tafetán con hilos de plata. Lleva el escudo de Los Corporales bordado en sedas, oro y lentejuelas aplicado en la misma tela. Rococó del S.XVIII

Una bandera concejil de los S.XVI-XVII confeccionada con los gustos del S.XVI con escamas y cenefas con los colores de Aragón.


 

En esta segunda podemos contemplar entre otras piezas, los llamados Reposteros de Los Reyes Católicos obra del S.XV. Son los dos laterales de un tercero central reutilizado en la confección del palio que vemos al fondo en época posterior. Fueron regalo de los mismos en una de sus visitas a Daroca.


La tapa de la primitiva Arqueta-relicario donde estuvieron depositados Los Sagrados Corporales, S.XIII


El llamado Libro Bermejo del S.XIV aunque incluye documentos anteriores, el más antiguo de 1.205


El Terno del Corpus, Rococó S.XVIII, con bordados de oro, plata y lentejuelas, usado hasta épocas recientes y que incluye tres capas, dos dalmáticas una casulla con Los Corporales bordados en el anverso, paño de hombros, frontal de altar, manípulos, estolas, cubre cáliz, palia, etc.


Una casulla de tafetán negro bordada con canutillo de Azabache, S.XIX. Perteneciente a un juego de tres y que se usaba en la procesión del Santo Entierro.


Una almohadilla con Los Corporales bordados del S.XVIII.


Terno dedicado a Dios Padre, brocatel de color amarillo de la primera mitad el S.XVII

 

 

Esta última vitrina acoge piezas que destacan por su originalidad y vistosidad como:

Casulla con su manípulo y dalmática del terno llamado “De Manila”. Están confeccionadas en raso blanco, bordado en matizado al estilo chino, pudiendo reconocerse, claveles, tulipanes, jacintos, lirios y otras flores. Son de mediados del S.XIX.

Una capa verde del S.XVIII en cuyo capillo podemos conocer el llamado “Punto España”. Era realizado con hilos que constaban de una alma envuelta en laminillas de oro y plata por las mujeres en sus casa. Se les facilitaba el hilo (que era pesado antes y después de realizado el trabajo) y el dibujo del encaje a realizar. Estos tipo de ornamentos aparecen a partir de mediados del S.XVII.


Casulla, estola y dalmática del S.XIX, perteneciente al terno denominado por tradición “Americano”aunque algunos autores afirmen ser de procedencia china. Es tafetán rojo bordado con enormes flores un tanto extrañas organizadas por un tallo ondulante. 

 

Arriba  »